Un avión acaba con la vida de una bañista en la atracción turística de la playa de Maho

¿Irías de vacaciones a una playa por la que constantemente pasan aviones a pocos metros de tu cabeza? Pues aparentemente resulta un plan bastante apetecible para las muchas personas que deciden acudir a la playa de Maho, un pequeño segmento litoral de la isla caribeña de San Martín.

Lo cierto es que ver cómo aterrizan los aviones a pocos metros de tu sombrilla es una de las atracciones más valoradas por los turistas y una de las razones por la que la playa de Maho ha cosechado repercusión internacional. Por desgracia, esta peligrosa atracción se ha cobrado la vida de una mujer.

A pesar de lo disparatado que parece este comportamiento, estas imágenes solo retratan un día cualquiera en la la Playa Maho.

Solo 10 metros separan la arena de la playa de la alambrada que demarca la propiedad del Aeropuerto Internacional Princesa Juliana. El inicio de la pista de aterrizaje está a tan solo 25 metros de la verja.

Los más osados no tienen suficiente con ver cómo aterrizan un flujo constante de aviones mientras toman el sol. Para los más valientes, lo más excitante de la playa es poder agarrarse a la valla del aeródromo y enfrentarse a la  fuerza de las turbinas de la aeronaves cuando estas inician el despegue.

Aunque no está prohibido es un comportamiento totalmente desaconsejado por las autoridades de San Martín. De hecho, alrededor de todo el perímetro del aeropuerto que da a la playa se pueden ver numerosos carteles que advierten sobre el peligro de situarse tras el chorro de los reactores.

Hasta ahora, este extraño pasatiempo ya había provocado algunos accidentes que habían producido varios heridos. Desafortunadamente, hace solo unos días la playa de Maho ya cuenta con su primera víctima mortal.

La víctima es una turista neozelandesa de 57 años que se sumó al grupo de personas que decidió agarrarse a la valla. Desgraciadamente, las fuerzas le fallaron y no pudo mantenerse sujeta a la valla.

Cuando el avión que estaba observando (un Boeing 737 operado por la compañía Caribbean Airlines) puso en marcha las turbinas, el golpe de aire hizo que saliera despedida, literalmente volando, golpeándose en la cabeza contra el quitamiedosde hormigón que delimita el comienzo de la playa.

A pesar de ser trasladada a un hospital tras el accidente, la mujer no pudo sobreponerse al golpe y perdió la vida pocas horas más tarde.

En el siguiente vídeo podrás ver más de cerca la curiosa forma de divertirse que tienen los bañistas de la playa de Maho:

 

Según The New Zealand Herald, el director del aeropuerto, Rolando Brison, informó personalmente del suceso a la familia de la víctima, cuya identidad no se ha difundido. “Reconocieron que lo que hizo estuvo mal y lamentan que el riesgo que asumió acabara de la peor manera posible”, ha explicado.

Este trágico accidente sirve como recordatorio para aquellos turistas que acuden a esta playa con la única intención de experimentar el rebufo de los aviones en sus carnes, lo que ha demostrado ser extremadamente peligroso como ya advertían las autoridades.

¡Comparte los peligros de practicar esta actividad con todos tus amigos!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.